«Y hoy se reúnen las mujeres y constituyen esta Federación de Mujeres Cubanas, unidas en esa palabra, «Cubanas», y unidas en esa bandera que llevan en sus manos. Y se han unido para trabajar; para trabajar y para luchar; se han unido para todas las tareas que la Revolución nos trae; se han unido para la lucha y se han unido para el trabajo; se han unido para ayudar a la Patria en cualquier circunstancia. Si mañana es el combate, mañana prestarán su esfuerzo; si hoy en el trabajo, hoy prestarán su esfuerzo»

…«lo cierto e que quedan vestigios de discriminación para la mujer. Y eso es tan cierto, que cuando la guerra pudimos comprobarlo en ocasión en que se organizaba una Unidad de Mujeres Combatientes. En la mentalidad de numerosos compañeros, aquellas mujeres no podrían jamás combatir; en la mentalidad de algunos compañeros, era un error entregarle un arma a una mujer, cuando sobraban —según decían— hombres para combatir. Sin embargo, los hechos demostraron una verdad: que aquellas mujeres combatieron contra los soldados de la tiranía, que aquellas mujeres combatieron, y le hicieron en los combates, al enemigo, una proporción de bajas, mayores que las que habían hecho los hombres en otros combates».

Acto de constitución de la Federación de Mujeres Cubanas

23 de agostote 1960

«Y hoy es muy distinto, es una gran satisfacción de la Revolución saber que esas ideas se van quedando atrás, que ese amargo destino para la mujer va quedando atrás, que la mujer se incorpora a la vida económica, ala vida cultural, a la vida social, a través de la Revolución y tiene un papel cada vez más activo y tiene un lugar cada vez más decoroso en la sociedad».

Clausura de la III Plenaria de la FMC

Isla de Pinos

19 de febrero de 1965

«…no sólo se están incorporando en masa a la producción las mujeres en nuestro país, sino que están resultando ser trabajadoras de gran eficiencia, y nosotros hemos escuchado muchos comentarios elogiosos acerca del trabajo de las mujeres, de su sentido de la responsabilidad, de su falta de ausentismo».

«Cuando nosotros llegamos esta noche aquí, le dije a un compañero que…este fenómeno de las mujeres en la Revolución era una Revolución dentro de otra Revolución».

«…y si a nosotros nos preguntaran qué es lo más revolucionario que está haciendo la Revolución es prácticamente esto; la revolución que está teniendo lugar en las mujeres de nuestro país. Si nos preguntaran cuáles son las cosas que más nos han enseñado en la Revolución, responderíamos que una de las lecciones más interesantes que los revolucionarios estamos recibiendo en la Revolución es la lección que nos están dando las mujeres».

Clausura de la V Plenaria Nacional de la FMC

13 de septiembre de 1966

«Y creo que será objeto de una lucha larga, pero que el papel fundamental de la liberación de la mujer lo tiene que hacer la misma mujer con su incorporación al proceso y a la lucha. Esa es la realidad. Porque es inconcebible que en un proceso de cambios sociales, de cambios revolucionarios, la mujer no marche prácticamente a la vanguardia, porque la más beneficiada entonos los órdenes es precisamente la mujer».

Concentración celebrada con las mujeres chilenas

Santiago de Chile

29 de noviembre de 1971

«Nos satisface ver la fuerza que tiene la Revolución en las mujeres; nos satisface comprobar la calidad revolucionaria de las mujeres cubanas, la abnegación, la disciplina, el entusiasmo, la pasión por la Revolución, por las ideas justas, por la causa justa de las mujeres cubanas, demostrando en ello virtudes que —como hemos dicho en otras ocasiones—son las virtudes que se exigen del militante revolucionario y que las mujeres las poseen en un grado muy alto. Por lo que creemos que nuestro Partido se debe nutrir más de esa fuerza, que nuestro aparato productivo se debe nutrir más de esa fuerza».

Clausura del II Congreso de la FMC

Noviembre, 1974

«Yo estoy absolutamente convencido de que la sociedad ganará más en la medida en que sea capaz de desarrollar y aprovechar las calidad, las capacidades morales, humanas e intelectuales de la mujer. Estoy absolutamente convencido. Y precisamente lo que diferencia una sociedad justa, una sociedad socialista de la capitalista, es esto».

«Y decía que tenemos que cuidar no retroceder ni un paso en lo que hemos alcanzado, porque trabajo que ha costado y luchas que ha costado, contra incomprensiones, contra prejuicios, para lograr un clima de igualdad, para vencer prejuicios, atrasos. Y, claro, si retrocedemos en el empleo, si retrocedemos en lo económico, vamos a empezar a retroceder en todo lo demás que hemos ganado».

Clausura del III Congresote la FMC

8 de marzo de 1980

«…la mujer cubana de hoy honra sus más legítimas tradiciones de lucha desde su presencia combatiente junto a los mambises en las guerras por la independencia nacional, asta el honroso antecedente del pelotón «Mariana Grajales» del Ejército Rebelde, su participación en las Milicias Nacionales Revolucionarias y su desempeño como oficiales y cuadros de las FAR».

Carta de Fidel a cuadros de la FMC

21 de julio de 1983

Sería injusto, muy injusto, que no tuviéramos siempre presente que en estas especiales circunstancias que estamos viviendo en este periodo especial, el peso fundamental de los sacrificios, la parte más dura de los sacrificios, lo llevan las mujeres. Es decir, que se ha incrementado lo que ya en condiciones normales significaba un esfuerzo especial para la mujer trabajadora cundo se le reunía a la carga de todos los días en el trabajo, el peso tremendo de sus tradicionales aportes en el seno de la familia

VI Congreso de la FMC, 3 de marzo de 1995

«…sin la mujer la obra ingente de la Revolución no habría sido posible. A lo lago de estos años difíciles, no ha habido tarea económica, social y política, no ha habido logro científico, cultural y deportivo, no ha habido aporte a la defensa de nuestro suelo y de la soberanía de la patria, que no haya contado con la presencia invariablemente entusiasta y patriótica de la mujer cubana. Nadie como ella ha hecho los mayores sacrificios en el período especial que estamos aún viviendo, ni se ha empinado tanto hasta convertir en hazaña el esfuerzo cotidiano».

Carta a mujeres cubanas

8 de marzo de 1997

«Nuestro cuerpo médico, nuestro ejército médico, integrado en un 45 %, precisamente, por médicas, estomatólogas y técnicas de la salud cubanas; es decir, mujeres escribiendo una de las más gloriosas páginas que se hayan podido escribir jamás en la historia de la medicina, algo que también pasará a la historia».

Día Internacional de la Mujer,  Palacio de las Convenciones, Marzo de 2005.

Fuente: http://www.mujeres.co.cu


RSS Cubainformacion.tv

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS TeleSur

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Rebelion Cuba

Categorías

Únete a otros 6 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: